Cómo integrar al cliente en los procesos

Involucrar al cliente

Hace relativamente pocos años que el término Industria 4.0 irrumpió en el mundo empresarial. De manera combinada con otros conceptos, la transformación digital (que representa la completa digitalización de la cadena de procesos) y la conexión entre empresa, proveedores y clientes es fundamental para la consecución de los objetivos que persigue.

Recientemente en Datalife hemos dado un paso más para acercar a las empresas a esta completa digitalización de procesos, que consiste en involucrar al cliente en el flujo de trabajo del ERP, informándolo o invitándolo a participar, según las necesidades.

Cómo integrar al cliente en el flujo del ERP

Proceso de confirmación por el clienteEl departamento comercial, en directa comunicación con el cliente, introduce los pedidos en el sistema de gestión ERP. Dentro de ese flujo de trabajo, los pedidos confirmados generan órdenes de producción. Una vez el producto final está preparado para ser expedido, durante el proceso de salida se genera el albarán. Muchos sistemas ERP, como Tryton 4agro, están preparados para remitir automáticamente por email información al cliente, sin embargo involucrarlo es un paso más para lograr una completa integración, una mejor imagen y un mejor funcionamiento operativo.

Hemos desarrollado una funcionalidad para remitir información y documentos al cliente y permitir, en caso necesario, su participación activa en el flujo de trabajo del ERP.

En el ejemplo de la derecha, cuando se genera un albarán, el sistema crea automáticamente un documento accesible vía URL (enlace web) con información encriptada, que es enviado directamente a la persona responsable en el lado del cliente (por ejemplo el responsable del almacén destino). Esta persona recibe la URL y haciendo clic sobre ella abre el albarán en su navegador (PC, smartphone, tablet). Desde ahí obtiene tracking respecto a su pedido, que está a punto de salir en tránsito.

En algunos casos el cliente puede editar el documento (por ejemplo un pedido, variando cantidades u otros datos) o añadir adjuntos. Cuando lo guarda confirma cambios directos en el ERP, para que las áreas comercial, producción y logística puedan reaccionar de forma planificada ante cambios no esperados y ofrecer un servicio rápido y ajustado a la demanda real del cliente.

Con esta funcionalidad no sólo podemos informar e involucrar al cliente, sino también a otros actores importantes en el proceso de negocio (proveedor, intermediarios… incluso podríamos extender la cadena al consumidor final, obteniendo por ejemplo información respecto a valoración o preferencias que de otra manera sólo podríamos obtener mediante sistemas más complejos y menos fiables basados en “big data”).

 

Deja un comentario